Spotlight – Otra película necesaria

A pesar de que el periodismo de actualidad, me refiero al trabajo realizado en redacciones de prensa, radio o TV para los informativos, nunca estuvo entre mis planes cuando tomé la decisión de matricularme en dicha carrera, reconozco que siento un poco de envidia cuando observo la pasión con la que algunos profesionales persiguen la noticia y son capaces de dejarse la piel por encontrar respuestas.

spotlight-cartel-6534

Spotlight, del director Tom McCarthy, además de una estupenda película (buena ambientación, bueno guión y mejores actores) es la sección del diario The Boston Globe que se dedica al periodismo de investigación y que destapó en 2001 la trama de pederastia de sacerdotes católicos, primero en Boston, y después en el resto de EEUU.

Sin caer en el excesivo estereotipo del reportero intrépido, la película describe muy bien el funcionamiento de la redacción de un diario (las diferencias entre el papel que juegan el editor y el director, la jerarquía en los equipos de trabajo, la entrega absoluta, física y mental, que requiere el oficio de buscar la noticia, investigarla y trasladarla a la opinión pública, etc).

Spotlight-726888740-large

Quizás eché un poco de menos (pero esta es precisamente una deformación profesional que tengo como periodista) algo más de la vida de los protagonistas.

Sabremos que Sacha Pfeiffer, la única mujer del equipo de investigadores, vive con su abuela, que Matt Carroll, el personaje interpretado por Mark Ruffalo está temporalmente separado de su pareja y que Michael Rezendes, el de Liev Schreiber, tiene tres hijos pequeños. Pero apenas tenemos información de la vida familiar del editor, Walter V. Robinson, personaje que interpreta fabulosamente Michael Keaton.

Aunque es verdad que, si se nos diera más información del contexto, la película resultaría excesivamente larga (dura 128 minutos de los que nos sobra ni uno).

Está de más comentar el horror que supone el tema central de la película: la pedofilia. Pero ya que lo que se narra fueron hechos reales, se agradece que el relato cinematográfico de los mismos se lleve a cabo de una manera tan adecuada como esta. Ya lo decíamos en el titular, “otra película necesaria”.

Sinopsis (extraída de Sensacine)

La sección Spotlight del periódico The Boston Globe estaba formada por un grupo de periodistas expertos en hacer reportajes en profundidad. Ante la llegada de un nuevo director, buscan un caso de peso, poniendo a los mejores de sus periodistas al frente. Es el año 2002, se trata de un periódico de los de antes, sin Twitter, y lo que comienza con un proyecto de artículo sobre varios curas acusados por sus víctimas de haber abusado de ellos durante su infancia, se convierte en una minuciosa investigación por parte de este equipo de periodistas.

En su vibrante camino hacia la verdad, el equipo de reporteros encontrarán una senda plagada de obstáculos. Para probar su investigación, tendrán que rastrear archivos, entrevistar víctimas, contrastar testimonios y luchar contra el secretismo de la Iglesia. Y es que, este caso que llegó a las portadas de toda la prensa internacional, sacudió a la Iglesia Católica en todo su núcleo, por ser el mayor escándalo de pedofilia dentro de la institución eclesiástica. Desde entonces, en Estados Unidos y en otros muchos países de todo el mundo, se han destapado casos similares de abusos. El Boston Globe ganó en 2003 el Premio Pulitzer al servicio público por sacar a la luz una amplia trama de encubrimiento de casos de pederastia en la archidiócesis de Boston.

Esta historia real de cómo el Boston Globe descubrió el escándalo de abusos masivos a menores por parte de la Archidiócesis Católica local, está dirigida por Thomas McCarthy (El chico del millón de dólares, Win Win, ganamos todos, The Visitor). Sus protagonistas son Mark Ruffalo (Vengadores: La era de Ultrón, Foxcatcher), Rachel McAdams (True detective, El hombre más buscado), Michael Keaton (Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia), Atrapada en la oscuridad), John Slattery (Ant-Man, Mad men), Stanley Tucci (Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 2, A Little Chaos) y Liev Schreiber (Pawn Sacrifice, El mayordomo (The Butler)).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s