Noches sin dormir – Elvira Lindo

Si fuera psiquiatra recetaría la lectura diaria de Elvira Lindo para combatir las crisis y los ataques de cualquier índole que afectan tan dolorosamente al alma. Sus textos son pura droga, droga de la dura, o al menos así lo vivo yo cuando estoy inmersa en uno de sus libros (con “Lugares que no quiero compartir con nadie” experimenté esta misma sensación; pensar en terminar el libro me causaba muchísima tristeza). Y este ha sido una vez más el caso con “Noches sin dormir”; un diario invernal sobre los últimos meses vividos en Nueva York por la escritora gaditana.

Noches sin dormir - Elvira Lindo - portada libro.jpg

Coincido plenamente con Jordi Gracia en la crítica publicada el 23 de enero de 2016 en el Suplemento Babelia y titulada “Desnudo de invierno”.

Del libro me ha gustado todo; su cuidada edición, su agradable papel, la adecuada maquetación, las imágenes tomadas por la propia escritora,… Además, aprecio mucho las buenas y emocionantes palabras que Elvira Lindo dedica a su pareja, Antonio Muñoz Molina. No tiene reparo en hablar de sus virtudes, tanto personales como profesionales, y eso, en cierta manera, es una forma de desnudarse sentimentalmente que admiro mucho.

Pienso, (…) que debería haber un Muñoz Molina en cada instituto”.

Elvira Lindo demuestra mucho valor al desnudarse de semejante manera y, aunque ya desde el principio del libro avisa al lector de que no hallará sexo entre sus páginas, la descripción de sus estados emocionales es pura pornografía.

Noches sin dormir - Elvira Lindo - blog

No duda en hablar bien y mal de sí misma, no duda en describir a su padre como el hombre egoísta que fue, ni duda en declarar su absoluta admiración hacia el hombre con quien lo comparte todo.

Elvira Lindo es la vida misma hecha literatura, la que todos experimentamos aunque no seamos conscientes de ello. Es quizás su gran virtud; (además de la del dominio de la palabra clara y sencilla), ser tan consciente de lo que vive y cómo lo vive.

Noches sin dormir - Elvira Lindo - street view

Cruce de la 107 con Wets End, Nueva York

A menudo aseguro de mí misma que no soy fetichista ni mitómana pero lo pongo en duda al comprobar cómo he sentido que el libro terminara. Elvira Lindo comparte con Juan José Millás mi altar particular de escritores divinos.

Y aunque ha sido duro aceptar que todo tiene un final, al menos estas palabras de Lindo me han servido de consuelo:

Nunca he dejado de escribir. Es un consuelo, un vicio, una manía, la única manera que conozco de ordenar el pensamiento. Es como rezar. Es un oficio. También una forma de vida cuando se escribe para los periódicos. No dejaré de escribir (…)”.

¡¡Menos mal!!

Anuncios

2 comentarios en “Noches sin dormir – Elvira Lindo

  1. Pingback: Alhóndiga Bilbao (Azkuna Zentroa) – “mi centro” | el blog de elena ascarza ugalde

  2. Pingback: El desorden de tu nombre – Juan José Millás | el blog de elena ascarza ugalde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s