Farándula – Un tsunami literario

He tenido que echar mano de Rafael Chirbes para arrancar con estas líneas sobre la última novela de Marta Sanz, “Farándula”, ganadora del Premio Herralde de Novela 2015. Me ha resultado muy útil (me refiero al prólogo que el escritor hace a la renovada versión de “La lección de anatomía”, novela autobiográfica de Marta Sanz). Y es que muchas de las descripciones que hace Chirbes de la escritura de Sanz son perfectamente aplicables a “Farándula”. Me he quedado, además de con el texto que acompaña al titulo de este post (“un tsunami literario”), con las siguientes:

Farándula La lección de anatomía.jpgPoniéndose en la piel del lector; “a medida que avanza en la lectura, crece en él la sospecha de que no hay un ápice de inocencia en lo que le cuenta esa voz que lo irá enredando sin remedio antes de que tenga la oportunidad de descubrir que se encuentra entre las manos de una astuta novelista –nota el filo de las largas uñas- que urde su bien calculada narración desde un denso cañamazo de referentes literarios, y, sobre todo, desde una posición muy meditada de lo que significa el hecho mismo de contar”.

Esa mujer trabaja las palabras con soltura, con la ligereza con que un malabarista hace saltar entre sus manos unas cuantas naranjas. Con eso que parece naturalidad pero que es esfuerzo”.

Se nos revela como material con el que armar un artefacto que conviene manejar con sumo cuidado, porque resulta altamente peligroso: el ingenio, la brillantez de la escritura, la vistosa pirueta verbal, se complican con una estrategia que tuerce o desvía los requerimientos de la convención, y pone al descubierto las trampas que se esconden detrás de las palabras de uso cotidiano (…)”.

Con el permiso de Chirbes, yo sustituiría el adjetivo que acompaña a “la pirueta verbal”, “vistosa” por “virtuosa”. Porque es su particular manera de arrojar las palabras la que te engancha y no te deja libre hasta alcanzar un punto final de capítulo.

El uso de un vocabulario a menudo provocativo por poco usual genera cierta desazón porque sabes que deberías aparcar un momento la lectura y recurrir al diccionario. Sin embargo, no lo haces porque el ritmo de la novela no te concede ese tiempo.

“(…) arañando con la hosquedad de los ceñiglos (…)” es un caso de esos en los que debería haber visitado la biblioteca para resolver la duda sobre el significado de “ceñiglos”; cosa a la que voy a proceder en este mismo instante.

farandula-marta-sanz-

Y el Espasa dice así:

Ceñiglo, m. Cenizo, planta quenopodiácea.

Bueno, pues por lo menos sabemos que se trata de una planta. Ahora solo queda aclarar a qué responde la categoría de “quenopodiácea”; “dícese de plantas angiospermas dicotiledóneas, herbáceas; como la espinaca (…)”.

Aclarado, me quedo con la espinaca porque, si continúo aclarando conceptos, no termino este post.

En cuanto a la acción de “Farándula”, habitada por personajes variopintos relacionados con el mundo del espectáculo, gira en torno al montaje teatral de “Eva al desnudo”, una película escrita y dirigida por Joseph L. Mankiewicz, protagonizada por Bette Davis, Anne Baxter, George Sanders y Celeste Holm entro otros, y en la que una jovencita, y preciosa por cierto, Marilyn Monroe tiene un pequeño papel.

Faraándula Eva al desnudoLa trama de la película se irá poco a poco convirtiendo en la realidad de los personajes a través de los acontecimientos de la novela y veremos cómo cada uno de ellos serán, de alguna manera, el reflejo de los protagonistas de la película.

Además, la ficción literaria se mezcla con la vida misma, me refiero a la nuestra, ya que no son pocas las ocasiones en las que se incorporan al discurso referencias, títulos de películas (“Psicosis”, “Espartaco”, “Los viajes de Sullivan”, etc.) o nombres de actores a los que todos conocemos, como George Clooney, Angelina Jolie o, más próximos, como Agustín González o José Luis López Vázquez.

No puedo dejar de destacar el momento, mejor dicho las páginas de la 211 a la 215, en las que se encadenan con la sola interrupción de las comas, tipologías de personas que componen el variopinto colectivo denominado GENTE para Lorenzo (actor más que experimentado que llega a convertirse en la pareja de la más joven protagonista de la novela).

“(…) porque la gente son maestras de niños huérfanos, campeones paralímpicos de natación, asesinos, la madre Teresa de Calcuta y el Papa del Palmar de Troya,…, reguladores de plantilla, gente que gasta lo que no tiene, se empeña, alardea y compra cajas de leche en almacenes baratos, (…)”.

Y es que de eso trata “Farándula”, de la gente, del espectáculo, sí, pero gente que siente como tú y como yo.

Farándula MArta SAnzMarta Sanz

Anuncios

Un comentario en “Farándula – Un tsunami literario

  1. Pingback: Aurrez Aurre – Marta Sanz / “Farándula” | el blog de elena ascarza ugalde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s