Ni puedo ni quiero… vivir sin el papel

En la ponencia sobre marketing estratégico y comunicación que compartí el pasado 25 de septiembre de 2015 durante los III Encuentros Estatales de Equipamientos de Educación Ambiental una de las asistentes se acercó a mí al final de la exposición para preguntarme si yo aún seguía creyendo en el papel, “ a los flyers y ese tipo de soportes me refiero”, me concretó.

Intuí que su duda provenía del énfasis que había puesto yo a lo largo de la sesión sobre la importancia de estar, de una manera profesional y estudiada, en los medios online.

No sé si supe darle una buena respuesta porque en comunicación, por mucho que algunos se empeñen, no existen las recetas. Pero si ella supiera mi apego al papel… Aunque Enrique Dans, al que tanto admiro, nos califique de trogloditas a los que seguimos imprimiendo algunos documentos, yo sigo rodeada de mis cuadernos y papeles. Ahora mismo, por ejemplo, acabo de hacer dos recortes de un folleto de El Corte Inglés. Recortes en los que tomaré unas cuantas notas cuando realice la investigación de los productos que busco en internet (ROPO).

libro bassat baja1 - FIDEL

El ejemplar, me cuenta mi amigo, venía acompañado de unas cintas de VHS con los spots que Bassat menciona en el libro. Esas cintas yo ya no las podría ver porque hace años que me deshice del reproductor de VHS pero el libro, ese siempre podremos verlo, tocarlo y también olerlo, por qué no?

libro bassat interior baja 2 -FIDEL

Tendré que conformarme con mi edición DeBolsillo, porque ya no lo editan de otra manera, pero sé que cuando quiera “sentirlo”, cuento con mi amigo Fidel.

 El libro rojo para Facebook Aurman

¿Que si sigo creyendo en el papel? Yo no puedo ni quiero vivir sin él!!

Anuncios

2 comentarios en “Ni puedo ni quiero… vivir sin el papel

  1. Además que leer digital tiene varios condicionantes: el costo del dispositivo.. dependes de tener acceso a conexión eléctrica y a veces también de internet, Por no hablar de algo que está en el aire: el libro digital, ¿En serio es tuyo? porque no puedes compartirlo, no puedes “prestarlo” y cuando evolucionen los dispositivos, con muchos archivos ocurrirá como te pasó con el VHS, simplemente no tendrás un equipo capaz de “leer” la información.

    Aunque el libro y en general el mundo digital democratiza el acceso a los conocimientos, depende de que haya infraestructura de servicios, y recursos en los bolsillos de los hogares para esa primera compra del dispositivo de lectura que cuesta como mínimo $100.

    Los cambios son indetenibles, pero te apoyo: el libro de papel, es un encanto!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s