Final de partida – Ana Romero

La censura es un claro ejemplo de catástrofe en el ámbito de la comunicación. Ese parece ser el motivo por el que Ana Romero, experimentada periodista, fue cesada de su puesto de trabajo en el diario El Mundo.

No conozco a fondo los detalles, ni siquiera sé si el cese fue voluntario o impuesto por la dirección del periódico, lo que sí sé es que cuesta creer que una profesional sea recriminada por hacer bien su trabajo.

Todo esto viene a cuento porque recientemente, y sorprendentemente también, he leído el libro “Final de partida. La crónica de los hecho que llevaron a la abdicación de Juan Carlos I” de la anteriormente citada Ana Romero. Y digo sorprendentemente porque jamás hubiera creído que iba a leer, tan a gusto por cierto, un libro sobre la monarquía española. Pero todo en esta vida tiene su explicación…

Final de partida1Cada tarde, de regreso a casa, acostumbro a pararme en el escaparate de la librería Cámara y el 7 de mayo de 2015 hice lo propio. Como habían pasado ya algunas semanas desde que cogí el último número de la revista Mercurio, se me ocurrió entrar a preguntar si había salido el siguiente número.

Y allí estaba Ana Romero, sentada en la zona que han acondicionado a la entrada de la librería para diferentes actividades; entre ellas la firma de libros.

No habían pasado ni diez minutos cuando ya estábamos intercambiando las direcciones de correo electrónico y haciéndonos la promesa de mandarnos unas líneas: las mías para comentarle qué me había parecido el libro y las suyas para contarme qué decisión había tomado sobre su futuro profesional. Yo en ese momento desconocía que Ana, además de haber sido la fundadora de El Mundo junto a Pedro J. Ramírez, había tenido que dejar su puesto de trabajo por incluir en su crónica un calificativo considerado no apropiado para describir la relación entre Juan Carlos I y Corinna.

Final de partida2El libro, como podía imaginar desde que comencé el primer capítulo, es un interesante relato (a ratos un poco abrumador por el exceso de nombres compuestos) sobre la más reciente historia de nuestro país.

¿Quién me lo iba a decir? Pero sí, termino mi post recomendando la lectura de este contemporáneo relato, surrealista por los acontecimientos que recoge, de la familia real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s