La mujer y su poder sobre el consumo

LINDA SCOTT 1Click here to read the English version of this post.

¿Realizan realmente las mujeres el 80% de las compras? Así comenzaba Linda Scott su presentación durante la 2ª Conferencia Europea Women buy 80% celebrada durante los días 26 y 27 de febrero en Munich.

Linda Scott es la Presidenta del Departamento para el Emprendimiento y la Innovación en la Saïd Business School de la Universidad de Oxford . Linda cuenta además con un gran reconocimiento por ser la creadora del concepto de The DoubleXEconomy, (la DobleXEconomía) – una perspectiva que aborda la economía mundial de las mujeres en los países desarrollados y el mundo en desarrollo, y describe el papel de las mujeres no sólo como consumidoras, sino como inversoras, donantes y trabajadoras . 

Nos explicaba Linda que el dato del 80% de las decisiones de compra atribuido al género femenino se basa originalmente en datos del mercado norteamericano. Algunos estudios afirman que se han producido ligeros cambios en esa tendencia pero que no se ha modificado sustancialmente. Esto podría ser debido a que hay más hogares de solteros así como parejas del mismo sexo.

Pero, ¿qué ocurre en Europa? Según la información recogida por la investigadora, en aquellos países en los que existen datos, el modelo es muy similar al norteamericano. En el caso concreto de Gran Bretaña, las mujeres dominan en el ámbito de las compras domésticas, mientras que los hombres realizan más compras consideradas como “vicios” (tabaco, alcohol, etc).

GRÁFICO FEMALE CONTROL OVER TOTAL SPENDING

Linda aportó numerosos gráficos en los que se recogían las diferencias existentes en los países desarrollados (Estados Unidos, Alemania, Francia y Japón) en cuanto a presencia en el mercado laboral de mujeres y hombres, los ratios de ingresos estimados para un género y el otro, así como las diferencias en los sueldos percibidos por realizar las mismas funciones.

Hasta aquí nada que no sabíamos, no? Quizá lo más interesante llegó cuando comenzó a mostrarnos datos sobre lo que las mujeres demandan en cuanto a trabajo, tiempo y dinero en países como China, India, Japón, Alemania,etc. Pudimos comprobar que las mujeres japonesas y las chinas afirman estar bajo una presión permanente para cumplir con sus obligaciones. Y que las mujeres indias, seguidas por las chinas y las inglesas, rechazarían una promoción profesional si ello requiriese trabajar más horas.

WORK, TIME AND MONEY

Al comparar las medidas que toman hombres y mujeres para que cunda más el presupuesto, vimos cómo destaca el uso de “Daily deal sites” (webs de promociones diarias), cupones, códigos promocionales o puntos de fidelización por parte de las mujeres. Sin embargo, en la única medida en la que los datos del hombre superan a los de la mujer es en el cambio de establecimiento o proveedor de servicios.

Linda nos presentó también otras comparativas extraídas de The Austerity Index, Índice de Austeridad, realizado en Gran Bretaña por JWT en 2014. Así, pudimos comprobar que hombres y mujeres nos tienen la misma percepción sobre el coste de la vida. Mientras los hombres afirman que el presupuesto que necesita una persona al año para llevar “una buena vida” sería de 28.369 euros, para la mujer esa cifra sería superior, alcanzando los 30.850 euros.

Merece la pena echar un vistazo a dicho informe ya que realiza un examen exhaustivo sobre cómo está viviendo la sociedad británica estos años de recesión en lo que respecta al consumo haciendo especial hincapié en las diferencias de género.

En lo que al futuro se refiere, Linda nos dio las siguientes pautas:
– El consumo de la mujer está fundamentalmente ligado al cuidado (propio y de otros).
– No se trata realmente de una cuestión del salario femenino ya que la mujer tiene en muchas ocasiones poder de decisión sobre el salario masculino.
– Las tendencias en las funciones del cuidado afectarán notablemente al consumo femenino.
– Dichas tendencias afectarán igualmente a las oportunidades laborales de las mujeres.

La tasa de fertilidad fue otro de los puntos que Linda destacó en su presentación ya que se trata de un parámetro que afecta muy directamente al consumo. Los datos mostraron que Europa presenta las tasas más bajas de fertilidad junto con los países del Sudeste Asiático.

Con la excepción de Francia, que presenta una mayor tasa de fertilidad, el resto de países europeos muestran unos gráficos en los que el grueso de la población es el formado por adultos de entre 45 y 65 años.

A partir de este hecho, Linda se centró en hablar sobre qué tipo de consumo realizarán en los próximos años las mujeres que se encuentran en esa franja de edad, quienes posiblemente tendrán hijos y padres a su cargo. ¿Tiene sentido hablar de lujosas vacaciones o de costosos relojes?, se preguntaba.

La superconsumidora del futuro, como las definió, estará caracterizada por:
– Controlar los gastos de sus padres de edad muy avanzada
– Realizar las compras para entre 2 y 6 adultos, siendo tan solo uno (o ninguno) un menor
– Matenerse con un presupuesto ajustado; lo que podría obligarle a tener que volver a trabajar a meida jornada y, si está jubilada, a estirar todo lo posible su pensión
– Ver muy solicitados su atención y su tiempo
– Encontrar poca satisfacción en el cuidado de sus mayores

Siendo así: ¿Qué les vendemos?

Para Linda el éxito lo obtendrán aquellas marcas que ofrezcan soluciones para hacer la vida más fácil a este segmento de la población.

Anuncios

Un comentario en “La mujer y su poder sobre el consumo

  1. Pingback: Carol o Mujeres sin miedo | el blog de elena ascarza ugalde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s